Ha caído en nuestras manos, un libro (un manifiesto) de Nuccio Ordine, su título es La utilidad de lo inútil.-Editorial Acantilado-
 
El autor dice “considero útil todo aquello que nos ayuda a hacernos mejores”, y vincula la utilidad “al valor del saber en sí mismo, independientemente de la capacidad de producir ganancias inmediatas o beneficios prácticos”.
 
En el universo del utilitarismo, pone el ejemplo de colocar juntos una “sinfonía y un martillo”, donde parece más fácil hacerse cargo de la eficacia de un utensilio como el martillo mientras que resulta más difícil entender para qué puede servir la música.
 
Para no caer en la trampa del universo del utilitarismo le proponemos notar la diferencia (más alla de lo evidente) entre un martillo y una sinfonía,  poniendo de fondo un contexto, ya que todo lo que acontece en el mundo, ocurre en un contexto.
 
¿Qué utilidad tiene un martillo si estoy sentado en una butaca del Auditorio Nacional de Música escuchando a Pavarotti a las 21:00 horas de un sábado? (piénselo -por favor- y responda) O ¿Qué utilidad tiene escuchar a Pavarotti mientras estoy sacando una escarpia de la pared de mi casa a las 19:00 horas de un domingo? (piénselo -por favor- y responda)
 

Responder a las preguntas no solo se cuantifica por contestar de forma certera sino, -y esto con frecuencia es mucho más valioso-, por el conocimiento adquirido durante el proceso de pensar para responder…aunque ese proceso de pensar no le haya producido una ganancia inmediata o un beneficio práctico.

Si no conecta el párrafo anterior, coja un martillo con la mano, no lo suelte, con la otra pinche este link, Pavarotti (le llevará hasta You Tube) escuche y vea, y a la vez compruebe la utilidad y eficacia del martillo en su mano.