Pensar rápido Pensar despacio es un libro que nos está dando “mucho juego” en este blog.
El autor (Daniel Kanheman) aborda  la “Heurística de la disponibilidad”: Explica a partir de un estudio, de qué manera disponemos de los datos que residen en nuestro cerebro.

La Heurística, podríamos decir que es la  manera intuitiva o poco razonada que tiene nuestro cerebro de procesar un acontecimiento, un suceso, un hecho.

 Hay tres tipos de Heurística, la H. Representativa que es la asimilación de rasgos entre dos cosas para inferir un tercero, la H. de Actitud que es la evaluación general u holística de una persona o un objeto y la que hoy aquí nos ocupa, que es la H. de Disponibilidad, que también podría ser: un juicio en virtud del último rasgo que reside en tu memoria.
La Heurística se manifiesta cuando estimamos la frecuencia de algo que ocurre, por ejemplo: Cual ha sido nuestra contribución personal, -expresada en porcentajes-
  • » a mantener las cosas ordenadas en nuestro matrimonio”
  • “a preocuparnos por sacar la basura” 
  • “a atender las demandas de nuestros hijos”…
…esta información en forma de datos, la rescatamos de la memoria y la respuesta será extensa y aparentemente cierta, por la facilidad con la que los ejemplos vienen a la mente pero este rescate de información conduce a sesgos. 
Hay un estudio, ya conocido, sobre el sesgo de la Heurística de Disponibilidad de un cónyuge, cuando uno recuerda sus esfuerzos y contribuciones individuales con mucha más claridad que los del otro.
El sesgo no es necesariamente interesado, dice el profesor Kanheman, también ambos cónyuges sobrestimaron su contribución a las disputas.
 

El mismo sesgo, contribuye a la observación común de que muchos miembros de un Equipo de Trabajo sienten que han hecho más que el resto. Y sí,…a veces hacemos más que los demás pero es más útil saber que esa sensación, es posible que cada miembro del Equipo también la tenga.

¿Cuándo utilizamos la Heurística? Cuando no hay tiempo suficiente para decidir, cuando hay un exceso o falta de información, cuando no damos la importancia a algo que la tiene, o nuestros conocimientos sobre algo son pobres o limitados.

La Heurística puede manejarse si somos capaces de poner en funcionamiento nuestro  «Sistema 2»