Posible es lo opuesto a no posible aunque sea más frecuente oír el término imposible. El lenguaje en muchas ocasiones impone cierta inacción o limita más opciones. Ejemplo:

En el mes de noviembre de 2014 nos propusimos publicar un artículo en una revista especializada en RRHH. Amigos, clientes y colegas de nuestro sector nos dijeron que no nos conocía nadie, que era imposible publicar nada si no eres conocido. Si hubiéramos hecho caso a la palabra imposible no hubíeramos escrito el artículo. Escribimos a seis publicaciones, solo una nos contestó y nos pidió el artículo para valorarlo. Ya no era imposible.

Era posible y mínimamente probable si el criterio para su publicación era “ser conocido” o  muy probable  si el criterio era “el valor de lo escrito”. Ahora es posible que Ud. lo lea, (aprovecho para dar las gracias por su interés a José A. Carazo, director de la revista Capital Humano) haciendo “clik” en este enlace:  Capital Humano_artículo

No hay cosas medianamente posibles, las cosas o son posibles o no lo son. Es posible que una mujer se quede embarazada. Que un hombre quede embarazado es no posible. Otra cosa es la probabilidad de que una mujer se quede embarazada en donde concurren varias circunstancias para ello. Si no concurre alguna de esas circunstancias puede ser posible quedarse embarazada pero las probabilidades son (matemáticamente) cero.

También tenemos inclinación a movernos entre lo posible y el límite de lo no posible dejando lo que hay más allá de este límite sin explorar. Con frecuencia nos movemos dentro de lo mismo, dentro de la zona verde,  de lo que nos es significativo (a nosotros), sin atender a más posibilidades. Curiosamente, lo que damos por no posible, es una zona blanca, intacta, no explorada.

 

En fechas próximas a periodos de vacaciones es un buen momento y una intersante circunstancia, para reflexionar sobre lo que es o no posible. Si a Ud. le parece interesante puede poner atención en cómo se está relacionando con las vacaciones a través del lenguaje:

¿Qué ha dado Ud. por imposible en sus próximas vacaciones?