La intolerancia comienza cuando algo inusual lo interpretamos como incorrecto:

 Es inusual la proliferación de patinetes eléctricos por la calle. (Es incorrecto, es intolerable)

 Es inusual que alguien cuestione las propuestas que hace tu jefe en las reuniones. (En esta empresa resultaría incorrecto, algo intolerable)

Inusual no es sinónimo de incorrecto.

La intolerancia comienza cuando lo no normal aparece y al ser poco frecuente, al no ser lo usual pensamos que es no correcto. Que está mal.

Veremos pronto cómo en las ciudades, el uso del patinete eléctrico será frecuente, normal, y entonces la intolerancia se reducirá. Resultará no correcto estacionarlos en medio de la acera, o circular por ella cuando la norma lo prohíba.

En las empresas, cuestionar la propuesta del jefe (la autoridad), será tolerable si como con los patinetes en las ciudades, se hace frecuente y se regula (y todos cumplimos las normas).

Incluir en las reuniones  la posibilidad de cuestionar las propuestas del jefe, será: inicialmente inusual, diferente y correcto (dentro de un marco que regule cómo desarrollar una reunión útilmente).

PD. La literatura incrustada en la imagen de este post, puede resultar inusual, diferente y a la vez correcta (será correcta si cumple con las reglas de ortografía).