Supone una amenaza para el propio directivo estancarse en la idea de esperar el contexto perfecto para trabajar mejor, para mostrar todo lo que se es capaz de hacer.

“Aquí dentro no se puede hacer nada. Las cosas tendrían que ser de otra manera para que yo pudiera trabajar mejor”

Esta idea es una trampa.Y lo es porque abre una brecha entre lo que se puede conseguir y lo que no. Brecha que aparece también en otros contextos: Contexto familiar, educativo, vacaciones, etc.

Hay intentos de cambiar el contexto haciendo cambios dentro de tus posibilidades (pero generalmente resultan no ser suficientes) o intentos de hacer cambios dentro de lo que tú sabes (pero muchas veces ese conocimiento que tienes tampoco es lo bastante completo para hacer cambios).

Si has hecho algún cambio, dentro de lo que tú sabes o tú puedes en los contextos anteriores, habrás notado que:

  • Fue un intento porque las cosas siguen mas o menos igual
  • Las mejores opciones no estaban dentro de lo que tú podías hacer o dentro de lo que tú ya sabías.

Y otra cosa importante, un cambio en el contexto, (que podría cambiar porque llega un nuevo Jefe, compañero o porque cambiamos de lugar de trabajo o de colegio a nuestros hijos) comporta nuevo contexto. En este otro (nuevo) contexto, si has tenido suficiente experiencia para evaluarlo, sospechamos que cabría reproducir la frase

“…aquí dentro tampoco se puede hacer nada” .

¿Cómo reducir esa brecha?

Haciendo cambios. ¿Dónde? Fuera de los límites de tu conocimiento actual, fuera de lo que ya sabes o tú puedes.

Esto último no tiene que ver con la letanía de frases y oraciones que ya cansan: ponle pasión, piensa en positivo, hazte una lista de lo que deseas conseguir, persigue tus sueños, o el sempiterno no te rindas.

Tiene que ver con el desarrollo de uno mismo. Algo apartado de la magia, pero que está fuera de lo que ya sabes o haces. Con más detalle: tiene que ver con lo que eres capaz de aprender y desarrollar en términos de: averiguar, organizar, ordenar, comprender, saber, planificar, hacer, comprobar, conseguir y mantener.